Qué es lo que deseo?

octubre 19, 2013

Excepcional vídeo y reflexión de Alan Watts en la que, siguiendo el hilo del anterior post, invita como mínimo a parar unos minutos para pensar sobre nosotros mismos, nuestras vidas, quienes somos y que queremos.

Qué harías en tu vida si el dinero no fuera el objetivo?

Esta es la pregunta que el autor hace a sus estudiantes en orientación profesional. Cuánta gente se sube al carro de la inercia para llevar vidas contrarias a quienes son en esencia y a lo que les gustaría hacer? Desde pequeños vamos aprendiendo a que el éxito y el triunfo está en el dinero, la seguridad y el poder. La gran mayoría de veces este pensamiento nos lleva a tomar decisiones dirigidas a conseguir estos objetivos, olvidando por completo si es o no lo que realmente nos gusta y olvidando también escuchar nuestro corazón. Nos olvidamos que persiguiendo estos objetivos es muy probable que consigamos el efecto contrario. Es decir, que llegue un momento en el que miremos hacia atrás y nos demos cuenta que hemos llevado una vida vacía y hemos dejado de hacer tantas cosas que hubiéramos querido. Dónde está escrito que el dinero da la felicidad? Por supuesto, no nos engañemos, el dinero es importante pero no es garantía de ser feliz en esta vida.

A la pregunta que el profesor hace a sus estudiantes muchos de ellos responden profesiones que no tienen que ver con las que inicialmente pensaban. A algunos les gustaría escribir, a otros ser profesores de equitación…Qué hay de malo en eso? Si realmente lo sientes y lo quieres, hazlo. Alguien tiene la fórmula exacta para saber quien va a ser feliz y quien no en esta vida?

Como dice Alan Watts, si realmente quieres hacerlo, hazlo y olvídate del dinero porque si dices que ganar dinero es lo más importante, entonces pasarás toda tu vida malgastando tu tiempo.Estarás haciendo cosas que no te gustan para seguir con una vida haciendo cosas que no te gustan.Es una estúpidez!Es mejor tener una vida corta llena de cosas que te gusta hacer que una vida larga vivida de una manera miserable”

Además, si realmente haces lo que sientes, lo que te gusta, vas a dedicar toda tu energía en ello y puedes conseguir ser un experto y maestro en eso..y quien sabe…

Os recomiendo que veáis el vídeo:

 

 

Quién Soy Yo?

agosto 13, 2013

Image

Puede que sea porque nunca nos lo han enseñado o puede que sea simplemente por el frenético ritmo de vida que llevamos, pero la realidad es que muy pocas veces nos paramos a pensar y nos preguntamos quienes somos realmente, quienes somos en esencia. Se trata de una pregunta muy sencilla de formular pero a la vez seguramente muy complicada de responder. Y si no, hagamos la prueba. A tí, que ahora mismo estás leyendo este artículo me gustaría que te preguntaras: Quién Soy Yo?

Seguramente la respuesta más habitual tendría que ver con como me llamo, que edad tengo, estudio o trabajo, etc…pero  yo  sigo preguntando: Quién Eres?

Nos pasamos la mayoría del tiempo de nuestra vida yendo de un lado a otro, con prisas, pensando en lo que los demás esperan de nosotros, cómo podemos gustarles, cómo podemos ser los mejores, cómo tener más dinero, más influencia, más poder, más…muchas cosas…pero nos olvidamos de escucharnos a nosotros, de quiénes somos en esencia, qué nos hace felices de verdad, quiénes son los que tenemos siempre a nuestro lado, qué nos hace reír y qué nos hace vibrar y en definitiva qué nos hace sentir vivos.

Nos olvidamos también que inevitablemente un día u otro, como cualquier ser humano del pasado, del presente y del futuro vamos a morir. Y llegado este punto, de poco habrá servido tantas prisas, tanto estrés y preocupaciones, tanto pensar en gustar a los demás, tanto perseguir dinero y otras tantas cosas. Llegado este momento, que va a llegar, todo esto no habrá servido de demasiado.

Creo que la vida es como una carrera de fondo en la que no gana quien llega primero ni quien más corre sino que quien llega a meta con orgullo, habiendo disfrutado del trayecto, siendo consecuente con sus valores y siendo aplaudido por los demás. Un aplauso sincero de reconocimiento a como se ha llegado hasta el final y a los buenos momentos y recuerdos que te has llevado y que has dejado en ese trayecto.

Si estamos desorientados necesitamos ir haciendo paradas técnicas durante esta carrera de fondo para preguntarnos de vez en cuando, Quién soy Yo?

Os dejo una reflexión que desde mi punto de vista no puede reflejar más razón en tan pocas palabras:

“Lo que más me sorprende del hombre occidental es que

pierden la salud para ganar dinero,

después pierden el dinero para recuperar la salud.

Y por pensar ansiosamente en el futuro

no disfrutan del presente, por lo que no viven

ni el presente ni el futuro.

Y viven como si no tuviesen que morir nunca,

Y mueren como si nunca hubieran vivido”.

Dalai Lama.

Nuestros miedos, nuestras barreras

octubre 26, 2010

Cuántas veces nos hemos preguntado…y qué hubiera pasado si hubiera hecho aquello?, o si hubiera tomado esa decisión?, o si hubiera dicho lo que pensaba?, o si hubiera dado ese paso?…
Muchas veces el miedo, el temor al fracaso o al ridículo o al cambio, nos frenan a tomar decisiones o actuar cuando en definitiva, en la mayoría de ocasiones, no son más que situaciones que estamos magnificando y que lo único que hacen es impedirnos ser quienes somos y quienes queremos ser.
Es curioso como al mirar atrás, analizas ciertas experiencias del pasado como una simple anécdota más dentro de tu vida, cuando en aquellos momentos lo estabas viviendo como si fuera a acabarse el mundo.
Si esto es así, por qué no relativizamos las situaciones que vivimos como complicadas en el presente y las afrontamos con valor, seguridad y confianza?. Por qué no partimos de la base de que, en realidad, no son tan importantes?.
Excepto cuando hablamos de cosas graves todo lo demás es mucho más pequeño de lo que nos parece. Se trata de no tener miedo a equivocarse, ser atrevido, positivo y aprender de los errores y verlos como una oportunidad para crecer y ser un poco mejor. Creo que tendríamos que responder más a menudo a ciertas situaciones con un gran “¿Y qué!!?”.

Video relacionado:

El poder de la disciplina

octubre 17, 2010

Como dice el interesante artículo que podréis leer a continuación es posible conseguir una vida plena si logramos incorporar prácticas y normas que empiezan siendo una disciplina y acaban saliendo de manera natural.
Este artículo nos habla de la importancia y el poder de la disciplina para lograr lo que queremos y llegar donde anhelamos. Nos da algunos consejos para aplicar en nuestro día a día, como por ejemplo sustituir el hábito de quejarnos por el de agradecer o visualizar cada mañana durante unos minutos la jornada que nos espera, e incide en la idea de que disciplinar nuestra mente para controlar nuestros pensamientos nos permitirá gobernarlos y adoptar actitudes saludables.
La disciplina nos ayuda a a vencer nuestro saboteador y crítico interior que echa por tierra nuestras buenas intenciones.

Leer artículo El poder de la disciplina
Cita relacionada: La disciplina es el mejor amigo del hombre, porque ella le lleva a realizar los anhelos más profundos de su corazón. Madre Teresa de Calcuta

El Bambú Japonés

octubre 8, 2010


No hay que ser agricultor para saber que una buena cosecha requiere de buena semilla, buen abono y riego.

También es obvio que quien cultiva la tierra no se detiene impaciente frente a la semilla sembrada, y grita con todas sus fuerzas: ¡Crece, maldita seas!

Hay algo muy curioso que sucede con el bambú y que lo transforma en no apto para impacientes:
Siembras la semilla, la abonas, y te ocupas de regarla constantemente.

Durante los primeros meses no sucede nada apreciable. En realidad no pasa nada con la semilla durante los primeros siete años, a tal punto que un cultivador inexperto estaría convencido de haber comprado semillas infértiles.

Sin embargo, durante el séptimo año, en un período de sólo seis semanas la planta de bambú crece
¡más de 30metros!

¿Tardó sólo seis semanas en crecer?

No, la verdad es que se tomó siete años y seis semanas en desarrollarse.

Durante los primeros siete años de aparente inactividad, este bambú estaba generando un complejo sistema de raíces que le permitirían sostener el crecimiento que iba a tener después de siete años.

Sin embargo, en la vida cotidiana, muchas personas tratan de encontrar soluciones rápidas, triunfos apresurados, sin entender que el éxito es simplemente resultado del crecimiento interno y que éste requiere tiempo.

Quizás por la misma impaciencia, muchos de aquellos que aspiran a resultados en corto plazo, abandonan súbitamente justo cuando ya estaban a punto de conquistar la meta.

Es tarea difícil convencer al impaciente que sólo llegan al éxito aquellos que luchan en forma perseverante y saben esperar el momento adecuado.

De igual manera es necesario entender que en muchas ocasiones estaremos frente a situaciones en las que creemos que nada está sucediendo.
Y esto puede ser extremadamente frustrante.

En esos momentos (que todos tenemos), recordar el ciclo de maduración del bambú japonés, y aceptar que en tanto no bajemos los brazos -, ni abandonemos por no “ver” el resultado que esperamos-, si está sucediendo algo dentro nuestro: estamos creciendo, madurando.

Quienes no se dan por vencidos, van gradual e imperceptiblemente creando los hábitos y el temple que les permitirá sostener el éxito cuando éste al fin se materialice.

El triunfo no es más que un proceso que lleva tiempo y dedicación.
Un proceso que exige aprender nuevos hábitos y nos obliga a descartar otros.
Un proceso que exige cambios, acción y formidables dotes de paciencia.

Tiempo… Cómo nos cuestan las esperas, qué poco ejercitamos la paciencia en este mundo agitado en el que vivimos…

Apuramos a nuestros hijos en su crecimiento, apuramos al chofer del taxi… nosotros mismos hacemos las cosas apurados, no se sabe bien por qué…

Perdemos la fe cuando los resultados no se dan en el plazo que esperábamos, abandonamos nuestros sueños, nos generamos patologías que provienen de la ansiedad, del estrés…
¿Para qué?

Te propongo tratar de recuperar la perseverancia, la espera, la aceptación.
Si no consigues lo que anhelas, no desesperes…
quizá solo estés echando raíces.
...”

Dale Vida a tus sueños

septiembre 19, 2010


Cuando has estado un tiempo viajando solo, muy lejos de tu hogar, muy lejos de los tuyos, en culturas muy distintas, en ambientes totalmente desconocidos, es difícil regresar indiferente.

Cuando has visto preciosos paisajes, cuando has estado muy cerca de animales que sólo habías visto en documentales e interactuado con tanta gente y tantas maneras distintas de ver las mismas cosas, es difícil regresar indiferente.

Cuando el día siguiente es una incógnita, cuando no sabes qué vas a hacer ni dónde vas a estar, cuando no te preocupa demasiado qué hora es, ni sabes a quién vas a conocer, es difícil regresar indiferente.

Cuando valoras y cuidas las pocas cosas que llevas contigo, cuando le das al dinero la importancia que tiene, cuando no tienes acceso a lo que estás acostumbrado, es difícil regresar indiferente.

Cuando tienes mucho tiempo para ti, cuando puedes reflexionar, cuando tienes que estar alerta y atento, cuando estás despierto, es difícil regresar indiferente.

Cuando has conseguido cumplir un sueño, es difícil regresar indiferente.

No me gusta encontrarme de nuevo con lo mismo que dejé atrás. Esa burbuja en la que estamos metidos que nos impide ver que hay muchas otras cosas. Una burbuja que aprieta, que no ayuda a que aflore lo mejor de nosotros, que ahoga nuestros sueños.

Al volver del viaje me di cuenta de que gran parte de las conversaciones que mantenía con gente conocida eran problemas (“mi jefe me hace la vida imposible”, “mi psicólogo dice”, ”tengo problemas con mi pareja”, “las pastillas me han hecho engordar”, “duermo mal por las noches”, “no llego a fin de mes”,”tengo taquicardias”….). Afortunadamente no todo son problemas, pero no hace falta irse de viaje para darse cuenta de que la burbuja en la que estamos nos arrastra, en muchas ocasiones, a contracorriente de lo que queremos y necesitamos.
Alguien me dijo recientemente que sí que es posible encontrar un término medio, un punto en el que podamos ver, sentir y actuar más allá de esta burbuja. Estoy totalmente de acuerdo en que podemos. Hay demasiadas cosas que valen la pena como para que los problemas nos ocupen más tiempo de la cuenta. No hace falta viajar. Sólo hace falta querer luchar por nuestros sueños.
Cuando has conseguido hacer realidad algunos de tus sueños, es imposible olvidarte de que existen.
Aprovecho la ocasión para dejar una poesía de Mario Benedetti:

Dale Vida a tus sueños

Dale vida a los sueños que alimentan el alma,
nunca los confundas con realidades vanas.
Aunque tu mente sienta necesidad, humana,
de conseguir las metas y de escalar montañas,
nunca rompas tus sueños, porque matas el alma.
Dale vida a tus sueños aunque te llamen loco,
no los dejes que mueran de hastío, poco a poco,
no les rompas las alas, que son de fantasía,
y déjalos que vuelen contigo en compañía.
Dale vida a tus sueños y, con ellos volando,
tocarás las estrellas y el viento, susurrando,
te contará secretos que para ti ha guardado
y sentirás tu cuerpo con caricias, bañado,
del alma que despierta para estar a tu lado.
Dale vida a los sueños que tienes escondidos,
descubrirás que puedes vivir estos momentos
con los ojos abiertos y los miedos dormidos,
con los ojos cerrados y los sueños despiertos
.

Lo que nos queda por hacer

agosto 8, 2010

La escena de una película que hace poco vi me hizo reflexionar de nuevo sobre si estaba haciendo aquello que quiero hacer o si por el contrario me estoy olvidando de viejos objetivos a cumplir y descentrándome de las cosas que realmente merecen la pena en mi vida. En la escena, en una situación límite, uno de los protagonistas le cuenta a otro: “Cuando era niño mi padre solía sentarse en mi cama antes que me durmiera y me decía siempre: si mañana no te despertaras, si resultara que hoy es tu ultimo día en la Tierra, podrías presumir de tu paso por la vida?, porque si no puedes empieza ya a saldar cuentas“.
Esta breve reflexión me hizo recordar un ejercicio del libro Los 7 hábitos de Covey, que recomiendo que hagáis concentrados para sacarle el máximo provecho, esperando que os ayude a orientar,reorganizar o reformular vuestros objetivos en la vida.
Para sacar el máximo provecho al ejercicio lo ideal es estar a solas, en un sitio muy tranquilo, en el que nadie os moleste ni interrumpa.
Después de estar en el sitio adecuado y con las condiciones adecuadas, abrid vuestra mente y concentraros en la situación que describo a continuación.Es importante que os imaginéis la situación con el máximo de detalles, tanto visuales como sonoros. Os tenéis que imaginar hasta el olor de los diferentes matices de la situación, tenéis que imaginaros como iríais vestidos, peinados, etc.

La situación:
Vas a asistir al funeral de un ser querido, estás conduciendo tu coche en dirección al velatorio o a la capilla, aparcas el coche y te bajas del coche. Entras dentro del edificio, donde hay muchas flores. Ves los rostros de tus seres queridos (familiares, amigos, compañeros de trabajo, etc) en el interior de la sala. Sientes la pena compatida por todos los presentes por la pérdida, y la alegría que irradian todos los presentes por haber conocido al difunto.
Después te acercas al ataúd y miras al difunto, de pronto te das cuenta que eres tú. Es tu propio funeral y tendrá lugar dentro de tres años. Todas las personas que has visto al entrar han venido a rendirte su último homenaje, a expresar sus sentimientos de amor y aprecio por tu persona.
Te sientas y esperas a que comience el servicio religioso, durante el cual participarán cuatro oradores:
– El primero pertenece a tu familia (puede ser tu mujer, tu padre, tu madre, tu hermano, tu hijo, etc).
– El segundo es uno de tus amigos.
– El tercero es un compañero de trabajo.
– El cuarto es una persona con la que has colaborado de alguna organización comunitaria.

Ahora viene el punto culminante, piensa profundamente y siceramente:
¿Qué es lo que te gustaría que cada uno de los oradores dijera sobre ti y tu vida?
¿Qué tipo de esposo o esposa, padre o madre, te gustaría que reflejaran sus palabras?
¿Qué clase de amigo?
¿Qué clase de compañero de trabajo?
¿Qué carácter te gustaría que ellos hubieran visto en ti?
¿Qué aportaciones, qué logros te gustaría que recordasen?
¿Cómo te gustaría haber influido en sus vidas?

Nada es imposible

julio 26, 2009

 

Muhammed_Ali_big[1]

He recuperado un spot de Adidas que quiero compartir y que anima a que vayamos con confianza y perseverancia a por lo que nuestra intuición, voluntad, deseos e ilusiones nos estan pidiendo. Cuántas veces dejamos de hacerlo por la comodidad y el miedo a afrontarlo? Por qué no ir a por lo que deseas?

“Algunos se escuchan a si mismos

en lugar de escuchar lo que dicen los demás.

No son fáciles de encontrar

pero cuando aparecen

recuerdan que si te propones algo,

y aunque las críticas te hagan dudar,

Es bueno creer que no existe el

no puedo, el no me atrevo o el imposible.

Nos recuerdan que está bien creer que

nada es Imposible.” 

Spot:

La Incertidumbre

febrero 1, 2009

la-incertidumbre10

Tenía todavía pendiente por las fechas en las que estamos hacer una particular valoración del pasado año y reflexionar sobre lo que espero del futuro.
2008 ha sido, sin duda y por ahora, el año con más cambios e incertidumbres de todos los que he vivido.Ha sido un año en el que he tomado decisiones importantes y en el que he pasado realmente malas experiencias, aunque también debo destacar que han sucedido cosas muy importantes en el aspecto positivo.
La incertidumbre sigue siendo la tónica del periodo actual y es cierto que la incertidumbre desgasta. Pero la incertidumbre también tiene cosas buenas: te espabila y te hace sentir vivo. Ahora que veo que el camino recorrido empieza a tomar un sentido, quizás recuerde 2008 como punto de inflexión en mi vida. Punto de inflexión que seguramente ya empezó en 2007, cuando abandoné mi “zona de confort” para lanzarme a una nueva aventura. Como decía Steve Jobs en la primera de sus historias de su discurso en Standford University:”los puntos se conectan hacia atrás”
Este proceso de cambio no está siendo ningún camino de rosas pero sí necesario. Necesario para darme cuenta de muchísimas cosas.Y cuáles son algunas de estas cosas?
No tener miedo al cambio: Muchas veces vivimos en una burbuja que no nos deja ver más allá de lo que tenemos.Vamos a remolque de una monotonía que nos acomoda. Es cierto que no hay fórmulas mágicas y no se trata de juzgar las decisiones de nadie porque cualquier decisión es buena siempre que estés convencido de ella. Pero si no te sientes a gusto con algo y mientras puedas…lo tengo clarísimo:Cambia!La vida no dura mucho y nos perdemos un montón de cosas ahí fuera (nueva gente, nuevas experiencias, nuevas oportunidades…).
Relativizar: Muy en la línea del anterior punto, en muchos más aspectos de los que nos pensamos no tenemos tanto que perder. Lo que hoy nos parece una montaña mañana será una anécdota más del pasado. Trabaja para que las cosas salgan bien y evolucionen y estate tranquilo mientras pases malos momentos. Excepto algunos aspectos extremos, todo tiene solución.
Confiar en ti : Sí crees en ti mismo y en tu capacidad de solventar las situaciones adversas ya tienes mucho ganado. Acabarás encontrando fórmulas que mejoren la situación en la que estás.
Escoger la gente: Esto se aprende y se percibe.Escoje personas antes que proyectos (o por lo menos valora las personas cuando valores un proyecto del tipo que sea).Hay gente interesante de la que puedes aprender y a la que puedes enseñar. Hay gente que es mejor evitar…Rodéate de gente sana y coherente.
Ser autocrítico: Conoce tus debilidades y limitaciones y reconoce tus errores y responsabilidades. Los tienes seguro. Te hará mejorar.
Ser perseverante: No te canses en buscar lo que quieres y cuando lo sepas ves a por ello con fuerza.
Priorizar: céntrate sobretodo en aquellas cosas que realmente sean importantes para ti y lo merezcan. Puede ser que quieras actuar cuando sea demasiado tarde. Focalízate en lo que y quien merezcan la pena.

Todavía queda mucho camino por andar y nadie conoce el futuro así que lo que pido es seguir trabando “el aquí y ahora” porque del “aquí y ahora” depende siempre el mañana.

Hoy puede ser un gran día

enero 7, 2009

 

alegria1

 

Hoy he visto el documental Cuba le canta a Serrat por segunda vez y he querido escribir en este post la letra de la canción “Hoy puede ser un gran día”. Creo que esta canción invita a plantear y reflexionar si podemos mejorar en algo nuestra manera de enfocar las cosas y nuestra actitud hacia lo que nos sucede o nos puede suceder.

Hoy puede ser un gran día,
plantéatelo así,
aprovecharlo o que pase de largo,
depende en parte de ti.

Dale el día libre a la experiencia
para comenzar,
y recíbelo como si fuera
fiesta de guardar.

No consientas que se esfume,
asómate y consume
la vida a granel.
Hoy puede ser un gran día,
duro con él.

Hoy puede ser un gran día
donde todo está por descubrir,
si lo empleas como el último
que te toca vivir.

Saca de paseo a tus instintos
y ventílalos al sol
y no dosifiques los placeres;
si puedes, derróchalos.

Si la rutina te aplasta,
dile que ya basta
de mediocridad.
Hoy puede ser un gran día
date una oportunidad.

Hoy puede ser un gran día
imposible de recuperar,
un ejemplar único,
no lo dejes escapar.

Que todo cuanto te rodea
lo han puesto para ti.
No lo mires desde la ventana
y siéntate al festín.

Pelea por lo que quieres
y no desesperes
si algo no anda bien.
Hoy puede ser un gran día
y mañana también.

Hoy puede ser un gran día
duro, duro,
duro con él.

Por si alguien quiere ver o escuchar la canción dejo 2 enlaces:

 Vídeo: Hoy puede ser un gran día por Joan Manuel Serrat

Audio: Hoy puede ser un gran día versión Familia Varela Miranda (Cuba)